triste.jpg

Niñ@s que se sienten tristes o deprimidos

 

La mayoría de estos niños temen ser rechazados. Necesitan una atmósfera donde puedan ser aceptados por lo que son. Enseñarles que son únicos. Los niñ@s se sienten solos porque no aceptan su propia particularidad.

Estos niñ@s se refrenan y hay que acercarse a ellos con delicadeza.Las técnicas de expresión ayudan a estos niños a salir de su estado de retraimiento. Realizar ejercicios de respiración, les ayuda a expandirse. Hacer dibujos de sus dolores, y poder hablar luego de ellos. Dejar que ellos elijan la actividad, que dibujen algo que a ellos les guste. Estos niñ@s necesitan ayuda para aprender a verbalizar sus deseos y opiniones.

Niñ@s que sufren miedos y temores nocturnos

 

Los niñ@s necesitan hablar de sus miedos. Por eso para empezar a trabajar con ellos es bueno pedir al niñ@ que lo primero que puede hacer es dibujar sus temores.

A medida que va reconociendo sus miedos, se podrán proponer ejercicios que le ayuden a tomar más conciencia, como representarse siendo ese terror, hablar con el, que lo actúe con figuras de juguete, guiñoles o representando la escena temida, lo que le ayudará ir aprendiendo a afrontar y vencer sus miedos.

little-boy-1635065_1920.jpg
deficit atencion.jpg

L@s niñ@s con TDH

Cuando los padres pierden la paciencia con estos niñ@s y ellos se sienten poco escuchados. Tienen una autoimagen muy pobre. Cuando estos  logran la atención de alguien, se les escucha para que se sientan oídos y se les toma en serio, pueden minimizar de algún modo, sus síntomas hiperactivos.

Cualquier experiencia táctil les ayuda a que se concentren y tomen conciencia de sí mismos. La arcilla, el agua, la arena, pintar con los dedos, proporciona estas experiencias táctiles. En un estado más avanzado del proceso podemos proporcionarles actividades que exijan más movimiento, creaciones, esculturas...

Cuando los padres se separan

Cuando los padres se separan el niñ@ siente que se ha partido en dos. Dependiendo de la edad en la que los padres se separan, los niños tendrán respuestas emocionales diferentes.

Entre los tres y los cinco años, los niñ@s pueden experimentar miedos, fantasías amenazantes, culpabilidad, regresión o conductas agresivas. A partir de los seis años hasta los ocho sienten especialmente tristeza, echan mucho de menos a la figura que no está y sienten que tienen la responsabilidad de la reconciliación de sus padres. En la preadolescencia suelen refugiarse en el juego y en los amigos, pueden sentir ansiedad y confusión de identidad, pueden también aliarse con una de las figuras parentales. En la adolescencia se muestran preocupados por las relaciones de pareja y pueden sentir un conflicto de lealtades. La Arteterapia proporciona herramientas para que tomen conciencia de sus emociones y consigan aceptar el proceso de separación de sus padres de la manera menos traumática posible.

divorce-619195_1920.jpg
children-920236_1280.jpg

Rivalidad entre hermanos

Es probable que los padres que tienen más de un hijo, escuchen este tipo de exclamación "lo tenía yo primero", una y otra vez. Estos son los gritos de niñ@s que luchan por no quedar excluidos, o por asegurarse de que sus hermanos no reciban un trato más favorable. Una parte del desarrollo social y emocional de los niños consiste en aprender a llevarse bien con otros, a expresar y controlar sus sentimientos, y a compartir y cooperar. 

En esta situación se ofrece a los niñ@s un espacio conjunto con los hermanos, de juegos cooperativos y de estrategia, en los cuales los dos hermanos no compiten, sino que se esfuerzan por conseguir el mismo objetivo y por lo tanto ganan o pierden en conjunto. Ambos tienen que resolver sus diferencias buscando estrategias y expresando sus necesidades para llegar a acuerdos que satisfagan a ambos. Se ofrece también un espacio individualizado para cada hermano si fuese necesario

Niñ@s que no quieren comer

Casi todos los pequeños, hacen el intento alguna vez de "manipular" con la comida o con el hecho de vomitar después de comer. Es una de las formas más fáciles para ellos de llamar la atención, ya que intuyen de alguna manera, que esto preocupa mucho a sus papás. Si el niñ@ juega o come con mucha desgana, no le podemos meter prisa o regañarle. Cuando nosotros consideremos que ha pasado la hora de comer, le indicaremos la hora de la próxima comida, por ejemplo, la merienda, y esperaremos a que llegue ese momento. Hay que buscar la manera de hacerle divertida la hora de comer y motivarlo. 

Por ejemplo, presentándole la comida de forma graciosa, haciéndole caritas o animales; también se puede cocinar con el pequeño, esta es una forma que motiva mucho a los niños a comer. 

A través del taller de cocina con arte ofrecemos a los niñ@s un espacio para aprender a cocinar de forma creativa, para que a través de sus creaciones desarrollen el gusto por la cocina y el arte.

comer.jpg
pis.jpg

Niñ@s que se hacen pis en la cama

Uno de los síntoma más preocupantes para los padres es la micción nocturna. En este caso lo más adecuado es devolver al niñ@ la responsabilidad de su cuerpo. El/ella es responsable de orinarse en la cama. Una vez hecho esto debemos ayudarles a que vivencien su cuerpo y su micción nocturna a través de un registro que ellos/as mismos llevan. 

Podemos pedirles que pinten la sensación de estar mojad@| en la cama. El último paso es ayudarles a expresar sus sentimientos. La mayoría de los síntomas físicos se pueden trabajar a través de la expresión, con dibujos o arcilla.

Niñ@s que sufren Bullyn

Un niñ@ puede indicar por su conducta que él o ella está siendo intimidado. Debemos estar atentos si observamos alguna de estas conductas.

  • Falta de voluntad para ir al colegio

  • Negarse a participar en las actividades escolares

  • Evitación de situaciones sociales

  • Comportarse con miedo, temeroso ansioso

  • Trastornos de ansiedad como miedos intensos

  • Poca atención en la escuela, baja autoestima, relaciones interpersonales deficientes y dificultad para adaptarse a su entorno familiar y social.

Utilizando la Arteterapia se promueve la autoexpresión, la autoestima, y la movilización de las emociones bloqueadas para aliviar la ansiedad. Ofrece estrategias de afrontamiento, cómo manejar sus emociones y hacerse respetar por los demás y a sí mismo.

bullin.jpg
agrasi.jpg

L@s niñ@s con Agresividad

Los actos agresivos son desviaciones de los sentimientos reales. Estos niños albergan profundos sentimientos de ira, rechazo, inseguridad y angustia. De lo que carece el niño es de la capacidad de enfrentarse a un medio que lo enfurece y atemoriza.Con estos niñ@s el trabajo comienza invitándolos hacer algo que deseen hacer, darles experiencias agradables. Después es necesario que tomen conciencia de su ira, que la conozcan, para ello les proporcionamos medios para que lo hagan. 

Estos podrían ser: rasgar papeles, golpear cojines, gritar, hacer dibujos de ira, golpear con bates de goma. Posteriormente le ofreceremos herramientas para canalizar sus impulsos de un modo más constructivo y sano.